Primeros pasos

Durante la expansión del barrio de Can Vidalet en los años 50 y 60, tanto en la zona de Esplugues como en la de Hospitalet. Ante la falta de equipamientos, sus vecinos tuvieron que organizar por propia iniciativa actividades para paliar las deficiencias.

Campo de fútbol en 1972


El fútbol era uno de los pocos deportes, por no decir el único que, se podía practicar, teniendo los vecinos que adaptar terrenos baldíos con sus propias manos y luchar para que la especulación no les dejara sin estos incipientes centros deportivos.

Equipo Hojas Iberia Vidalet


Se formaron equipos de fútbol tales como "Peña Hortensia", "Hojas Iberia Can Vidalet", "Pubilla Pubillense", que fueron los predecesores del Can Vidalet.

Equipo Pubilla Pubillense

Fundación del club

Manuel Magdaleno con delantal, en la puerta del bar


El Can Vidalet fué fundado en 1966, por Manuel Juan Magdaleno de Heras y algunos vecinos del barrio como Ceferino Baniano, Pablo de la Osa.

Su nombre lo pusieron para representar al barrio, porque ya se tenía conciencia de identidad de Can Vidalet y en recuerdo al equipo Can Vidalet Iberia.

De uno de aquellos equipos el “Peña Hortensia” cuya sede estaba en el bar del pasaje Ramón Cases, tras algunos desacuerdos, los jugadores se van de este local y toman como sede el bar que regentaba Manuel Magdaleno situado en la calle Pubilla Casas 28

Nuestros colores

Escudo

Magdaleno cree que montar un equipo de fútbol sería beneficioso para la juventud del barrio, para ayudarles a que se apartasen de la delincuencia que por esa época había en por toda la zona. Se ponen manos a la obra y compran el equipaje necesario, lo llaman CLUB DE FUTBOL CAN VIDALET, pero el dilema viene cuando han de decidir con que colores han de componer las camisetas.

Unos preferían los colores del barça, otros los del Madrid, y al final se decidieron por copiar los de un equipo que no creara enfrentamientos. Estos serian los del Sabadell, que entonces militaba en primera división, votaron por el blanco y azul y su cuadricula característica.

Junta Directiva

La Directiva fue compuesta por Manuel Juan Magdaleno de Heras (Presidente), Manuel Magdaleno Martínez (Secretario), Pablo de la Osa (delegado) y los vocales: Ceferino Babiano, Francisco Hillinger, Leonardo Suarez. Jugadores: Anselmo, Cándido, Manuel Zapata, José Chamorro, Luis Sánchez, Gerardo, Hermanos Rojas, Alfonso Arisa, José Castellano, Antonio Vera, Francisco Barroso y Real Hernández. Entrenador: José García.

La primera temporada no se inscribieron en la federación de fútbol, jugaban cada semana con un equipo diferente de los barrios colindantes, formando entre ellos una liguilla local. A la siguiente temporada se inscribieron en las ligas de Educación y Descanso.

En la temporada 1971-72 pasaron a la categoría B de aficionados subiendo en la temporada 1972-73 a 3ª Regional de la Federación Catalana de Fútbol.

Temporada 1971-72 Foto tomada en el Campo de San Ildefonso(1976)

Himno del club

Los valores de la vida no se pueden olvidar,
Ante todo compañeros el terreno es el lugar,
No queremos ser los reyes solamente recordar,
Si a este equipo se le anima todo se puede lograr.

No hay raza ni color, en esta familia solo cabe el valor,
El valor de una afición que grita con fuerza desde el corazón.

Can Vidalet, orgullo y sentimiento,
No importa más color, que el azul y el blanco que llevo dentro,

Can Vidalet, la afición grita con clamor,
El partido es nuestro, siempre con el alma siempre campeón.

Allá en el 66 nació Can Vidalet,
Nació con mucha ilusión con el futbol por pasión,
Muchos vinieron de fuera dejando su tierra atrás,
Pero el Canvi con su alma aquí les supo arropar,

Además de formar futbolistas, forman personas de gran corazón,
Cuando entras en esta familia sientes que te llena su apoyo y su unión.

Se siente,
Se vive,
Se ríe,
Se llora,
Se sufre,
Se salta,
Se canta y se adora!!!

Can Vidalet, orgullo y sentimiento,
No importa más color que el azul y el blanco que llevo dentro.

Can Vidalet, la afición grita con clamor,
El partido es nuestro, siempre con el alma, siempre campeón.

Canvi, Canvi, Canvi, Canvi...

Historia de un sentimiento